Recomendaciones para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos en verano

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Área de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, brinda recomendaciones necesarias para prevenir enfermedades con adecuada manipulación de los alimentos y medidas de higiene.

Las altas temperaturas del verano suelen incrementar el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos, debido a que estos productos son más susceptibles al desarrollo microbiano.

Cabe recordar que estas enfermedades se manifiestan principalmente con diarrea, fiebre y/o vómitos, decaimiento y deshidratación. Ante la aparición de alguno de los síntomas se aconseja consultar rápidamente al médico y nunca automedicarse.

Medidas de prevención

Cociná

Cociná completamente las carnes, especialmente la carne picada, y sus preparaciones derivadas (hamburguesas, albóndigas, empanadas, pastel de carne).

Para saber cuándo la cocción es completa: observá que no haya zonas rosadas en el interior y que los jugos sean claros. El color tiene que ser homogéneo en especial en las preparaciones con carne picada.

Lavá

Lavate las manos con abundante agua segura y jabón:

Antes y después de preparar alimentos (en especial después de tocar carne cruda);  antes de preparar mamaderas y al alimentar al bebé;  luego de ir al baño, acompañar a niños al baño, después de cambiar pañales; y después de jugar o trabajar con animales.

Lavá cuidadosamente frutas y verduras. Si se trata de vegetales de hojas verdes, lavá minuciosamente, hoja por hoja y bajo el chorro de agua segura.

Lavá con abundante agua y detergente las tablas y utensilios que usaste para la carne cruda.

Separá

Mantené los alimentos crudos separadas de los alimentos cocidos y los listos para consumir.

Al hacer las compras separá la carne cruda del resto de los alimentos. Mantenela en bolsas herméticas para evitar que derrames de sus jugos.

Mantené la cadena de frío

Comprá alimentos en comercios que mantengan condiciones de higiene y que conserven los productos perecederos a temperaturas de refrigeración/congelación.

Guardá rápidamente los alimentos perecederos en la heladera/frezzer  luego de su compra.

Durante los días de calor, los alimentos listos para consumir no deben permanecer fuera de la heladera por más de una hora antes de comerlos, recalentarlos, refrigerarlos o congelarlos. Desechar sobrantes de comida que hayan permanecido sin refrigeración un tiempo mayor al mencionado.

Si los transportás fuera del hogar (picnic, playa, etc.) hacerlo en cantidades que vayas a consumir y siempre en forma refrigerada.

No descongeles a temperatura ambiente. Hacelo en la heladera o microondas

Share.