Lanzan un proyecto para sostener la actividad vitivinícola durante la pandemia

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El gobierno de Río Negro lanzó, junto al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), el proyecto “Vinos de Cercanía”, que contempla la venta directa de vinos y espumantes bajo la modalidad de retiro en la bodega, con el objetivo de sostener la actividad de este sector en medio de la cuarentena.

La iniciativa, que se desarrollará en forma exclusiva en la provincia patagónica, contempla que el consumidor pueda adquirir hasta cinco litros de vino en botellones de vidrio.

Río Negro cuenta con una superficie cultivada de 1.620 hectáreas, distribuidas en 245 viñedos. De ese total, 1.520 hectáreas son destinadas a la elaboración de vinos: 1.012 de uvas tintas, 438 de uvas blancas, 70 de uvas rosadas y 100 de uvas de mesa

El plan fue presentado ayer mediante videoconferencia entre la gobernadora, Arabela Carreras; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra; y el presidente del INV, Martín Hinojosa, con la participación del ministro de Producción y Agroindustria provincial, Carlos Banacloy.

La mandataria resaltó que Río Negro “es pionera en la producción de vinos y ahora también pionera en esta nueva etapa de comercialización. Nos toca ocupar un lugar de gran compromiso con una actividad que tiene más de 100 años de cultura y desarrollo, con un nuevo plan que podría extenderse a todo el país”.

Por su parte, el ministro Basterra destacó “el desafío que asumen la provincia de Río Negro y el Instituto de Vitivinicultura, en la integración de la comercialización de los productos de cercanía”.

Share.