Prueban un software que analizará la eficiencia energética en edificios públicos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
El Gobierno de Río Negro implementa desde esta semana una programa informático que diagnosticará, a modo de prueba piloto, la eficiencia energética de los inmuebles de la administración pública de esa provincia, informó la Secretaría de Energía rionegrina.

Se trata de un software que, “permitirá cargar los datos con un determinado formato, de todos los consumos por periodo, y además se podrá indicar los metros cuadrados del edificio, tipo de uso, tipo de aberturas, horarios de trabajo, equipamiento eléctrico, gas o agua instalado”, explicó la directora de evaluación del proyecto de la Secretaría, María del Carmen Rubio.

La nueva herramienta fue diseñada por la Secretaría de Energía de Nación en el marco del Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía (Prouree) para realizar el Diagnostico Preliminar Energético.

“Cada gestor hace un relevamiento de todo el equipamiento instalado que consume energía, y esos datos serán subidos a una plataforma que permite cálculos automáticos de consumos, por sector, y de datos relevantes para obtener un diagnóstico”, explicó la directiva.

Por ejemplo, “esta semana se comienzan a cargar los datos de los consumos registrados según facturas de servicios, y se van a ir entregando datos específicos como tipo de lámparas, tipos de computadoras, equipos de aire instalados, etc.”, precisó la funcionaria.

La experiencia se realizará en los principales edificios de los municipios de Catriel y Villa Regina, más el centro operativo de la Empresa de Desarrollo Hidrocarburífera Provincial (Edhipsa), en Catriel y las oficinas de Transcomahue en Cipolletti, que integran la Secretaría de Energía rionegrina.

“Seremos la primera provincia en analizar la implementación y servirá para corroborar el funcionamiento, para perfeccionarla, para hacerle correcciones si es necesario y evaluarla antes de ponerla a disposición de todos los organismos en Nación”, destacó la funcionaria.

Según detalló, “en principio la idea es llegar al 15 de diciembre con algunos valores y un plan de eficiencia de cada uno de los edificios”.

“El diagnostico preliminar permite ver cuáles son los usos y costumbres que por lo general son malas, y para hacer modificaciones que las corrijan mediante un plan de relevamiento tecnológico que optimice los consumos y también ver económicamente, en que períodos se recuperan esas inversiones”, concluyó Rubio.

Share.